¿Cómo reparar un grifo que pierde agua?

    Un grifo es una de las piezas indispensables para regular la salida de agua, estos pueden instalarse en cualquier sitio del hogar. Facilitan mucho algunas tareas que suelen realizarse a diario, pero estos pueden llegar a presentar problemas de manera común como es perder agua.

    Los grifos empiezan a gotear sin previo aviso, puede llegar a ser uno de los problemas que generen molestia y que requieren de una atención inmediata para evitar fuga de agua. Que es un líquido vital y que no se debe desperdiciar por ninguna razón. No es una tarea complicada, solo que deben tenerse los materiales y herramientas necesarios para hacer la reparación.

    Arreglar un grifo que gotea

    ¿Por qué gotean los grifos?

    La razón principal es que las piezas o los grifos suelen sufrir daños por el paso del tiempo, son más evidentes cuando no se les da mantenimiento preventivo. A raíz de esto suelen manifestarse goteras que en su momento pueden aumentar el costo del consumo de agua o ser algo muy molesto. La erosión es otro de los factores que pueden producir goteras en los grifos, lo cual obliga a que se tenga que comprar uno nuevo para terminar con el problema. Se debe hacer antes de que la fuga sea mayor.

    Arreglar un grifo que gotea

    Arreglar un grifo que gotea

    El procedimiento para reparar un grifo que pierde agua no es complicado, primero debe identificarse cual es el que tiene la fuga y después ver a simple vista si tiene una posible reparación o se debe sustituir por uno nuevo. Está última opción es la recomendada.

    • Debe cerrarse el paso del agua a todo el hogar o si el grifo dañado tiene una válvula solo es necesario cerrar de manera individual. Si no se hace podría haber una fuga mayor durante el tiempo que dure la reparación y no se podría trabajar adecuadamente.
    • Con ayuda de un destornillador, llave Allen o llave inglesa se tiene que desmontar el grifo. Las herramientas que se utilizarán dependen del tipo de grifo y las piezas que este tenga.
    • Se debe revisar la rotura de la junta y el deterioro, si esta esta rota se debe cambiar porque sino la fuga seguirá estando. Aunque, puede desaparecer por un momento si se decide dejar la misma.
    • Si la junta está sucia solamente deberá de limpiarse todas las piezas del interior del grifo para que esta no siga acumulando materiales pesados y permita el cierre adecuado del grifo.
    • Solamente se tiene que montar el grifo y probar que no exista una gotera. Solo basta con abrir y cerrarla para comprobar que todo está en orden.

    Arreglar un grifo que gotea

    💡En caso de que el problema no se solucione aplicando estos pasos se debe considerar contratar un fontanero, el cual determinará si el grifo tiene reparación o este se debe cambiar porque ya no funciona. Cambiar el grifo puede ser la mejor opción cuando no se desea reparar uno que tiene un alto índice de volver a fallar en algún momento en el futuro.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *