¿Qué es una fuga de agua?

    Las fugas de agua son problemas comunes en muchos hogares del mundo. Entre inodoros y grifos que gotean hasta problemas con las tuberías subterráneas, las fugas de agua pueden ser costosas y perjudiciales. Una fuga no solo podría hacer que gastes un montón de dinero en reparaciones para el hogar y en reemplazar electrodomésticos dañados, sino que, además, el agua podría echar a perder pertenencias irremplazables como fotos u otros recuerdos. Si bien es posible que puedas cambiar el piso, el techo, tu televisor o lavadora, hay muchas cosas en tu hogar que simplemente no se pueden arreglar si llegan a dañarse.

    Cuando tu hogar se ve afectado por este problema, es fácil sentirse muy abrumado. El estrés inicial se debe al hecho de que quizás la tubería estalló y ocasionó una inundación, o que tal vez la tubería ha estado goteando durante semanas y no te diste cuenta. Después del subidón de adrenalina al ver tu casa inundada, viene el estrés en cuando a tratar de reducir el daño. Para saber qué es lo que debes hacer, primero debes identificar qué tipo de fuga de agua tienes.

    Fuga de agua

    Tipos de fugas de agua

    Existen dos tipos de fugas: Fugas de agua catastróficas que arruinan el hogar y fugas de agua costosas que aumentan las facturas del agua.

    Fugas de agua catastróficas

    Ocurren con mucha más frecuencia de lo que esperarías. Uno de cada 55 hogares experimenta al menos una fuga de agua catastrófica cada año. Las líneas de los inodoros estallan, las tuberías se parten o se congelan por el frío extremo. En fin, las posibilidades son infinitas, pero en general, hay cuatro tipos de fugas de agua catastróficas:

    1. Fugas en el tanque de agua caliente.
    2. Tuberías rotas.
    3. Tuberías de suministro de inodoros.
    4. Fallas de electrodomésticos.

    Las tuberías reventadas pueden ocurrir en cualquier parte de tu casa y suelen ser causadas por temperaturas bajo cero. El resultado sería una terrible rotura de la tubería en las paredes de tu hogar. Por otro lado, las líneas de suministro de inodoros pueden corroerse y reventarse; dependiendo del piso en el que se encuentre el inodoro, podría haber daños significativos a medida que el agua corre por la casa. Los electrodomésticos como lavadoras y lavavajillas tienen líneas de suministro que los alimentan, muchas veces estas son de goma y tienden a romperse con el paso del tiempo. Los tanques de agua caliente fallan por falta de mantenimiento o reemplazo de las varillas del ánodo, lo que puede causar daños importantes.

    Fugas costosas

    Estas fugas no parecen ser un gran problema al principio, pero si no se atienden rápido, provocarán daños graves en el futuro. Las fugas costosas a menudo pasan desapercibidas porque son difíciles de detectar, pero seguro que aumentarán tus facturas del agua. Hay dos tipos importantes de fugas de agua costosas que debes considerar:

    1. Inodoros que gotean todo el tiempo: Existe una gran probabilidad de que esto ocurra en edificios. Puede que la tapa del inodoro se erosione y deje que el agua gotee lentamente o que el inodoro se atasque y se abra, causando fugas del mismo modo en que lo haría un grifo abierto.
    2. Fugas de riego: Ocurren bajo tierra y pueden ser difíciles de notar. Si una línea subterránea se rompe, ya sea porque los ácaros y roedores se la hayan estado comiendo, o se haya congelado por el invierno, esto generará un desperdicio de agua y por supuesto, facturas más caras.

    Fuga de agua

    ¿Cómo prevenir las fugas de agua? 🚰

    Hacerles mantenimiento a tus electrodomésticos es una forma de prevenir las fugas de agua. Si cambias las piezas antiguas en las tuberías es posible que puedas hacer que duren más tiempo y evitar un evento desagradable. Revisar tus facturas de agua también es extremadamente importante, ya que puedes encontrar picos en los cargos y determinar si hay una fuga o si solo usaste más agua que de costumbre en ese mes.

    Sabemos que es imposible monitorear el suministro de agua de tu hogar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pero, afortunadamente existen herramientas que pueden hacerlo por ti. Un sistema de detección de fugas hace exactamente lo que dice su nombre, detectar automáticamente un aumento inusual en el uso del agua y alertar en caso de una fuga. Al elegir uno de estos sistemas, tienes dos opciones: Sensores de humedad y sistemas para todo el hogar.

    ¿Qué hacer en caso de que se inunde la casa?🏠

    1. Apaga el agua: Es fundamental ubicar el medidor de agua y cerrar el agua de la casa antes de que la fuga provoque más daños.
    2. Limpia el desorden: Si detectas la fuga con suficiente tiempo, es importante limpiar de inmediato. Si no lo haces, podría producirse moho y hongos en la casa.
    3. Desinfecta todo lo que haya tocado el agua: Si el agua estuvo estancada durante un tiempo, asegúrate de abrir las ventanas y puertas, y de poner a funcionar los ventiladores y deshumidificadores para ayudar a secar el espacio.
    4. Soluciona el problema: Si no puedes reparar la fuga por tu cuenta, llama a un plomero lo antes posible para que resuelva la situación.

    Fuga de agua

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *